No es cierto que el mal de ojo sea dado sin querer la persona como afirman algunos sanadores, como nos van hacer daño sin querer…

Esa energía es canalizada con pleno conocimiento a si de claro, pero no tiene nada que ver con otras energías negativas que se trasmiten por medio de la magia, hechizos o maldiciones. Aunque algún sanador pueda confundirlas, aclaro que son totalmente diferentes y se curan o invierten de diferente manera. El mal de ojo se puede curar mediante la energía positiva del sanador con oración, con fluidos, con fotografía, etc. La cura dependerá del grado del ojeado y de la forma en la que el mal de ojo se ha realizado. Contando días impares con 9 días como el más grave, los niños, ancianos y personas con depresión o bajas de energía son los que mas padecen de ser atacados por estas energías.

Pero lo mas prudente, si tenemos dudas de que nos pueden hacer mal de ojo, es que llevemos un talismán, amuleto, piedra o algún objeto protector que evite que seamos ojeados. Para que la protección sea completa, los amuletos o talismanes deben ser ritualizados especialmente para ti por una persona que conozca tu situación. No es necesario que la tarotista esté contigo de forma presencial, sino que puedes llamarme, contarme tu situación y yo misma te explicaré como preparar tu amuleto para que te proteja frente al mal de ojo.